Ruta Vikinga Ría de Arousa

La Edificación

Las Torres de Oeste

La estructura de la fortaleza medieval tuvo un doble recinto: el interior (de 1.850 m2), que reúne todos los elementos defensivos, y el exterior (de 17.850 m2), que es una llanura con usos diversos. El recinto interior fue el castillo en sí, un recinto poligonal, flanqueado por cuatro torres y con patio que alberga la torre de homenaje central. La fortaleza se terminó de diseñar durante el s. XII y la capilla de Santiago se construyó en 1204, siendo reedificada por Cresconio en la primera mitad del s. XI y por Diego Peláez en la segunda.

Las Torres de Oeste en la actualidad únicamente conservan en pie los alzados de dos torres y una tercera muy arruinada. Las torres son de planta cuadrada y construidas con perpiaños medianos (conocido como asturiano) y grandes perpiaños en las esquinas y en las jambas.

En diversas excavaciones realizadas en el recinto de las torres medievales se han encontrado varios hallazgos que se conservan en el Museo de Pontevedra. Fundamentalmente son tres: el crismón con la Cruz de la Vitoria (emblema de Alfonso III), una doela con la inscripción «ERA MCC» y un relieve rectangular con una cruz griega en el centro, un alfa omega colgando y la inscripción «IN HOC SIGNO TUETUR PIUS HOC SIGNO VINCITUR INIMICUS».