Ruta Vikinga Ría de Arousa

Termalismo

Pozo As Lombas Catoira

Las aguas minerales-medicinales de Catoria fueron usadas desde hace mucho tiempo y con resultados terapéuticos prodigiosos. Pero las primeras referencias escritas no aparecen hasta el año 1772. Más adelante, durante case un siglo (entre 1893 y finales de los años 1970), estas aguas sirvieron para la puesta en funcionamiento de un balneario y la fabricación de sales y jabones, quedando olvidadas en el ostracismo tras su abandono.

Desde siempre los vecinos han mostrado un especial interés por la tradición balnearia de Catoira, que ha sido -y puede seguir siendo- un potencial económico importante para el municipio. De hecho, en 2013 sus aguas consiguieron la declaración de aguas minerales para uso termal, que tras años de estudios técnicos desembocaron en el descubrimiento del manantial As Lombas. Esta declaración es muy importante, pues se trata de una característica hasta ahora no reconocida.

El pozo As Lombas

Según el resultado del estudio hidrogeológico y los análisis realizados, el pozo As Lombas mejora ampliamente los caudales y las características hidroquímicas de los antiguos manantiales explotados en el municipio. Las características del agua son similares a efectos de usos medicinales, a excepción de su condición termal (consigue una temperatura de 18,3ºC). El caudal obtenido es de 6,9 l/s y según los resultados de los análisis el agua del pozo puede clasificarse como:

  • Termal, alcanzando los 18,3ºC
  • Oligometálica o de mineralización débil
  • Bicarbonatada sódica
  • Clorurada
  • Sulfurosa
  • Fluorada

Por su composición, esta agua tienen las siguientes propiedades:

  • Cicatrizantes
  • Antotóxicas
  • Desensibilizantes, antialérgicas y anti-anafiláctico
  • Antiinflamatorias
  • Antiácidas y antipépticas
  • Mucolíticas
  • Antisépticas y antiparasitarias

Por dichas propiedades estas aguas son indicadas, previa prescripción médica, para:

  • Afecciones de las vías respiratorias, como activadoras de la producción de moco
  • Dermatosis y patologías cutáneas por efectos antisépticos y antiparasitarios
  • Reumatología, como elemento reparador de las articulaciones
  • Enfermedades digestivas y hepáticas, al producir efectos antiácidos y de protección hepática
  • Procesos ginecológicos, por sus efectos anticongestivos y facilitadores de la circulación
  • Odontoestomatológicos, al mejorar el riesgo de las encías y favorecer la eliminación de la placa bacteriana
  • Postoperatorios y de convalecencia.