Ruta Vikinga Ría de Arousa

Patrimonio

Patrimonio Catoira

El municipio de Catoira también posee monumentos más allá de las ruinas de las Torres de Oeste. Para su reducido tamaño, cuenta con varias iglesias de interés e infinidad de molinos (único municipio gallego que alberga algún ejemplo de los tres tipos de molinos tradicionales: agua, mareas y viento) que la convierten en un microdestino con varios recursos visitables.

Patrimonio monumental

La Ermita de San Cipriano se localiza en la ladera septentrional del Monte Xiabre. La capilla tiene una nave de unos 20 x 8 metros. El presbiterio no se diferencia en planta y a él se adosan otras dos dependencias -a ambos lados- así como otra estancia más, pero a la nave. El edificio está íntegramente construido con sillarejo y tiene múltiples reformas y añadidos. No se puede determinar con exactitud su fundación pero parece remitir a una fábrica típicamente barroca; además, bajo una ventana parece leerse «1671».

La Iglesia de San Miguel de Catoira es de origen medieval y responde a la tipología gallega denominada gótico mariñeiro. Su primera etapa (1250-1350) se caracteriza por tener planta de nave única, rectangular, tejado con estructura de madera sobre arcos apuntados transversales y cubierta de teja a dos aguas. La capilla mayor rectangular es profunda, más estrecha que la nave y está cubierta con bóveda de cañón apuntado.

La Iglesia de San Pedro de Dimo es una muestra del prolongado proceso constructivo que caracteriza al arte religioso gallego. Aunque el origen del templo parroquial sea medieval, los vestigios artísticos más viejos que conserva son de comienzos del s. XVI (la puerta occidental y parte de la fachada, animada por un pequeño altar donde se sitúa la imagen del santo titular). El diseño de la puerta de la iglesia se plantea desde la perspectiva del gótico final y la imagen de San Pedro remite a formulaciones estilísticas procedentes del Hospital Real (hay una imagen del mismo apóstol realizada hacia 1510).

La Iglesia de Santa Baia de Oeste (o parroquial de Santa Olalla) es un templo con planta de nave única, cubierta con bóveda de medio cañón, con lunetos y arcos de refuerzo. La capilla mayor es de planta rectangular -más estrecha que la nave- y está cubierta con bóveda de crucería. La primitiva organización del templo sería muy semejante al actual y se remonta a la segunda mitad del s. XVI. De esa época es el presbiterio abovedado con crucería y la capilla funeraria que conserva el sepulcro del fundador, con la imagen armada del yacente.

Patrimonio etnográfico

Muíños Catoira

Catoira es el único municipio de Galicia que posee un ejemplo de los tres tipos de molinos tradicionales: de agua, de mareas y de viento. Estos molinos tienen gran interés etnográfico debido la molienda del cereal, son un valioso patrimonio cultural (son testimonios del uso racional de los recursos) y destaca su emplazamiento en lugares de gran belleza paisajística. Un plan de recuperación ha conseguido salvar algunos de los molinos en base a su tipología, accesibilidad, estado de conservación, etc. Además, está contemplado el trazado de rutas de senderismo.

Los molinos de viento de Catoira son del tipo fijo de torre: la cubierta y los ejes no se orientan al viento dominante sino que permanecen en una posición fija. Los abanos son bidireccionales y en ambos extremos del eje están expuestos al suroeste y noreste. Son muy simples, de planta única, cilíndrica y paredes de piedra. En el interior un engranaje transmite el movimiento del eje horizontal al de eje vertical, que hace mover la piedra de moler.

Esta tipología de molinos es única en Europa, con aspas de madera y muy rudimentarios. En Catoira llegó a tener once molinos de viento (3 en la parroquia de Abalo, 5 en San Miguel y 3 en el Monte Cabreira) de los 125 que se llegaron a censar en Galicia.Desde los montes donde se ubican se tiene una buena vista de la desembocadura del río Ulla y de la ría de Arousa. De hecho, aguas arriba el río forma parte del espacio natural protegido LIC Sistema Fluvial Ulla-Deza.

El molino de mareas que hay en Catoira se conoce como Molino del Cura (o Molino de Machón). Es un ejemplar único, que funciona combinando la fuerza del auga del río y la de las mareas y tiene una hermosísima perspectiva sobre a boca de la ría de Arousa. Está situado en la desembocadura del río Catoira, a donde se llega -desde la playa fluvial- por un sendero peatonal que comunica el paseo fluvial del Ulla con un nuevo trecho, el que enlaza con la ruta del río Catoria y la Fuente Gaiteira.

Los molinos de río se concentran en el cauce del río Catoira, un curso fluvial que se caracteriza por los hermosos parajes que surca, las áreas recreativas que tiene en sus márgenes, la gran cantidad de molinos de riachuelos que hay en sus riberas y la presencia de uno de los pocos molinos de mareas que quedan.

Arqueología

Petroglifos Catoira

En Catoria se conservan numerosas inscripciones prehistóricas -de la Edad del Bronce- sobre rocas graníticas. Sobre una roca localizada en Oeste, a 500 m del campo de fútbol, se localizan dos grupos de círculos concéntricos, cazoletas y círculos sencillos. Idénticos motivos aparecen en la finca Taleiriña, en la parroquia de Catoira. Pero el conjunto de petroglifos de Cores es el más insólito y diverso del municipio. La Laxe das Tixolas -como es conocida popularmente- está en una ladera del Monte Vello. Se trata de una roca de superficie plana, algo empeñada y cubierta de inscripciones (en la roca se diferencian unas veinte combinaciones circulares, una cruz con pedestal y un epígrafe). La singularidad del conjunto deriva en los diseños que aparecen interrelacionados, procedentes de épocas históricas distintas.