Ruta Vikinga Ría de Arousa

Fiestas

Al igual que hay patrimonio más allá de las Torres de Oeste, también debemos decir que hay fiestas más allá de la Romería Vikinga que se celebra cada primer domingo de agosto. Religiosas, gastronómicas, populares y hasta ancestrales, así son las tipologías de los festejos que tienen lugar en el municipio de Catoira.

Procesión de Caveiras

Procesión de Caveiras Catoira

El concello de Catoira -en colaboración con el Colegio Progreso y diversas asociaciones locales- organiza desde el año 2000 la Procesión de Caveiras. Se celebra la noche del 31 de octubre, la víspera del Día de Todos los Santos, pero la fiesta se inicia por la mañana en el colegio con un taller de confección de calaveras. Es al anochecer cuando cientos de personas recorren las oscuras calles, iluminadas únicamente por las candelas. Al finalizar se celebra un gran magosto popular y se ofrecen productos gastronómicos elaborados con calabaza.

Rapa das Bestas de Xiabre

Rapa das Bestas

La Rapa das Bestas está organizada por la ‘Asociación Cultural e Cabalar do Xiabre’. Se celebra a finales del mes de julio en el entorno de la ermita de San Cibrán -un lugar de singular belleza- y cada año alcanza más fama. Se reúnen los caballos del monte Xiabre en el curro y se les cortan las crines y se les marca, mientras las actuaciones musicales amenizan las jornadas. En la actualidad se está convirtiendo en una de las citas obligadas del programa de celebraciones previo a la Romería Vikinga.

Fiesta de la Solla

Solla Catoira

El segundo sábado de julio -víspera de la fiesta local de San Antonio de Padua- se celebra la Fiesta Gastronómica de la Solla en el parque Fonte Gaiteira. La exaltación gastronómica de este pescado de fondos arenosos se viene celebrando desde 1978 y está acompañada de bandas de música, gaiteiros y orquestas, pero también se instalan bastantes atracciones y otros puestos de venta.

Romería de San Cibrán

San Cibrán

El domingo de Pentecostés (séptimo después de Pascua) se celebra esta conmemoración profano-religiosa en la capilla de San Cibrán, el abogado del reuma. En ella intervienen grupos folclóricos, que amenizan la comida campestre que celebran muchas familias bajo bosques de robles, eucaliptos y pinos.